fbpx

La plusvalía de hacienda cuando vendes tu vivienda5 minutos de lectura

Vender tu vivienda tiene unos gastos e impuestos que debes tener en cuenta siempre. ¡Evita sorpresas!

Posiblemente si en algún momento has decidido vender tu vivienda (o cualquier tipo de inmueble) hayas escuchado el término plusvalía. No te preocupes si no sabes muy bien a qué se refiere, no todo el mundo es gestor contable o agente inmobiliario.

Para definir fácilmente el término de plusvalía, basta decir que es la diferencia positiva del precio por el cual se compró o escrituró la vivienda y el precio por el cual se ha vendido. Hasta hace pocos años al vender una vivienda y con la caída de precios, esta prácticamente no generaba plusvalía o en el mejor de los casos, era muy poca.

Pero con la reactivación de la economía, el aumento de las ventas de viviendas y de los precios (en algunas zonas más que otras) hay muchas operaciones de compraventas que están volviendo a generar unas plusvalías considerables.

Leer post relacionado  Cantos de sirena, ¿la subida de precios de la vivienda es algo generalizado?

Debemos tener claro que en la venta de una vivienda hay dos tipos de plusvalías: la llamada “tributaria” o de Hacienda (IRPF) y la “municipal” (IIVTNU: Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana).

Debemos saber que el posible beneficio de la venta de una #vivienda puede generar unos impuestos que habrá que abonar, ¿los has tenido en cuenta? Clic para tuitear

En esta entrada nos centraremos en la primera, en la comúnmente llamada plusvalía tributaria o de Hacienda.

¿Porqué es importante tener el cuenta la plusvalía a la hora de vender?

Los factores a la hora de querer vender una vivienda son muchos y dependiendo de estos, debemos saber que el posible beneficio de la venta pueden generar unos impuestos que habrá que abonar en un plazo de dos años a partir de la fecha de transmisión, es decir, desde que se formaliza ante notario.

Leer post relacionado  La viabilidad de venta de una vivienda

Como saber el beneficio que me ha generado la venta de la vivienda

Como comentaba anteriormente, el cálculo se obtiene del precio de compra de la vivienda, el cual podrás ver en la escritura de compraventa (no confundir con la escritura hipotecaria) y el precio al que has vendido.

Entre esos dos valores debes restar los gastos que te ha conllevado el formalizar la venta: gastos de notario, registro de la propiedad, plusvalía municipal, honorarios de gestión inmobiliaria en el caso de que contrates los servicios de un agente inmobiliario (de ahí la importancia de contratar a un agente inmobiliario que esté dado de alta y te genere factura).

Leer post relacionado  ¿Pirata o capitán? Consejos para contratar a un agente inmobiliario

Incluso si has realizado una serie de reformas en la vivienda en los años en los que la has disfrutado, puedes sumar esta inversión a los gastos. Importante que dichas reformas tengan su correspondiente factura de la empresa que las realizó.

¿Como calcular la cantidad a pagar de plusvalía?

Una vez que hayas calculado la ganancia patrimonial (diferencia del precio de venta menos el precio de compra y descontando los gastos de gestión inmobiliaria así como las posibles reformas etc), para poder calcular la plusvalía, esta irá por tramos.

Los primeros 6.000€ de beneficios tributarán al 19%, los siguientes 50.000€ tributarán al 21% y las cantidades que superen los 50.000€, tributarán al 23%.

Si por el contrario el precio de la venta es por menos dinero del que se compró en su momento no debes tributar pues se considera que has tenido una pérdida patrimonial.

¿Puedo estar exento de pagar la plusvalía?

¿Sabes que en algunos casos puedes estar exento de pagar #impuestos por #vender tu #vivienda? Clic para tuitear

Pues sí, en ciertos casos puedes estar exento de pagar la plusvalía. Principalmente hay tres posibles casos:

    • Que hayas tenido una pérdida patrimonial (has vendido por debajo del precio al que compraste en su momento)
    • Que el beneficio obtenido lo reinviertas en un plazo de dos años en la compra de otra vivienda
    • Que la viviendas que hayas vendido y te haya generado un beneficio patrimonial sea tu vivienda habitual (durante un plazo continuado de tres años), seas mayor de 65 años y residente en España

En el caso de que el motivo de la venta de la vivienda haya sido el de poder comprar otra, se debe declarar la ganancia obtenida en la declaración de la renta (IRPF) y acogerse a la exención por reinversión, para así poder usar ese beneficio en los próximos dos años en la compra de la otra vivienda.

Este beneficio patrimonial debes reinvertirlo en la compra del otro inmueble de una sola vez o sucesivamente pero siempre dentro del plazo de los dos primeros años.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Conoce con esta infografía si tendrás que pagar #plusvalia o no al #vender tu #vivienda #inmobiliaria #conmigoesmasfacil #canarias

Una publicación compartida de Nelson Vega (@nelsonvegare) el

Compré en pesetas y vendo en euros. ¿Como puedo saber el valor actual de la vivienda que vendo?

Posiblemente hayas hecho el cálculo muchas veces de un precio entre el euro y la peseta para saber si algo es caro o barato, pero hasta que no pensamos en vender una vivienda comprada durante la época de la peseta, no reparamos en si nos pudo beneficiar o no el cambio.

Imaginemos que en 1982 compramos una vivienda en 200.000 pesetas y en 2018 la vendemos en 350.000€. Evidentemente si hacemos el calculo de las antiguas pesetas al euro actual, saldría una ganancia patrimonial nada realista porque sabemos que las 200.000 pesetas de 1982 eran una inversión enorme.

Para este tipo de casos se introdujo en su momento los “coeficientes de abatimiento” que trataba de paliar los incrementos de precios al adoptar la nueva moneda. Para ello se adoptaba el precio y la fecha de compra de la vivienda y se le aplicaban una serie de actualizaciones de precios a cada año que pasaba hasta la fecha de venta.

Estos coeficientes se acabaron suprimiendo, no obstante todavía se siguen usando hasta ciertos años durante la tenencia de la vivienda en propiedad. Para calcular estos costes lo mejor es hacerle la consulta a un asesor fiscal o a su agente inmobiliario que podrá darle un valor aproximado de los coeficientes a las ganancias patrimoniales.


Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

no te quedes sin tu

Guía

gratuíta

"LOS 8 PASOS PARA VENDER TU VIVIENDA"