fbpx

La viabilidad de venta de una vivienda3 minutos de lectura

¿Te has preguntado alguna vez cuales son los gastos a pagar al vender tu vivienda y si es rentable venderla?

Se suele decir que los agentes inmobiliarios “no trabajan con viviendas, sino con personas”. Y es que detrás de la venta de un inmueble siempre hay unas necesidades que todos los vendedores desean cubrir: optar por una vivienda mayor porque la que tienen actualmente se les ha quedado pequeña, prescindir de una segunda vivienda que ya no se le da uso y poder destinar el dinero que se obtendría a otros menesteres, trasladarse de lugar por cuestiones personales o laborales, poder disfrutar de mayor comodidad dado que la vivienda que tienen actualmente no es accesible, etc

Saber responder a estas necesidades es tan importante o más que hacer una valoración de la vivienda ya que la labor de los agentes inmobiliarios va más allá de vender un producto (la vivienda): es ofrecer servicios que puedan ayudar a los vendedores en sus aspiraciones.

Dependiendo de cada cliente hay innumerables opciones para cubrir sus demandas así que la escucha activa es esencial en la primera entrevista entre agente y vendedores para poder “hacerle un traje a la medida”.

 

Cuando se vende una vivienda hay unos impuestos que pagar y hay que tenerlos siempre en cuenta Clic para tuitear

Por tanto, la razón principal detrás de la venta siempre está el conseguir el máximo beneficio económico (obvio, ¿no?). Sin embargo los propietarios no suelen tener en cuenta los impuestos a pagar tras la venta y en algunos casos estamos hablando de una cuantía bastante importante.

Al igual que cuando se adquiere una vivienda hay que pagar el I.T.P. (Impuesto de transmisión patrimonial) y el I.A.J.D. (Impuesto de actos jurídicos documentados), en la venta hay que pagar la Plusvalía Tributaria y la Plusvalía municipal (Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana).

Leer post relacionado  La plusvalía de hacienda cuando vendes tu vivienda

Dependiendo de algunos factores, estos impuestos pueden ser mayor o menor su cuantía o incluso estar exento de pagarlos, por eso es sumamente tenerlos en cuenta a la hora de decidir poner la vivienda en venta.

Todo esto viene a colación de la última entrevista que tuve hace unos días. La semana pasada me pude reunir con una pareja que llevaban tiempo vendiendo y aún no habían conseguido la meta propuesta.

En su momento compraron y reformaron un piso precioso en las afueras del centro de una pequeña ciudad del norte de Gran Canaria pero sus circunstancias habían cambiado: necesitaban más espacio para sus hijos y de ahí que tuvieran que vender para poder comprar luego otro tipo de vivienda.

El precio de la vivienda no andaba muy lejos del precio de mercado pero aún así siempre hago el Estudio de mercado y Plan de Viabilidad de Venta” para saber contra “quien compite el inmueble” y los números necesarios para hacerle el traje a medida a los vendedores.

Pero entre la hipoteca aún pendiente, los gastos de cancelaciones y plusvalías y demás los números no salían por ningún lado: es más, les hubiera generado una deuda que posiblemente les hubiera sido bastante difícil saldar.

 

En estos casos siempre hay que ser lo más honesto posible y aconsejar a los vendedores que por el momento no continúen con la venta hasta que vengan mejores tiempos.


 

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

no te quedes sin tu

Guía

gratuíta

"LOS 8 PASOS PARA VENDER TU VIVIENDA"